Estructura de Trabajo

Para conseguir la máxima eficacia en nuestros proyectos de consultoría y asesorías, los objetivos generales del trabajo se estructuran y se programan en objetivos que van marcando el desarrollo del proyecto. Esto permite al cliente ver, de modo permanente, los resultados y el progreso del proyecto

Todos los proyectos de consultoría implican:

  • Diagnóstico de situación y necesidades de la empresa.
  • Diseño del proyecto y desarrollo del plan de acción.
  • Reuniones periódicas con el cliente.
  • Análisis y desarrollo de los temas y propuestas por parte de los consultores.
  • Presentación de propuestas e informes con las conclusiones y las líneas de acción a seguir.
  • Asesoramiento y acompañamiento en la implementación de las propuestas.
  • Evaluación final del resultado del proyecto y pautas para la continuidad.
  • Los consultores junto con el cliente fijan los objetivos para las reuniones, valoran el avance en el cumplimiento del proyecto y elaboran los correspondientes informes.
  • Valoramos nuestro trabajo por el avance del proyecto y los resultados obtenidos.
  • En todos los casos nuestro compromiso es el desarrollo del proyecto y el logro de los objetivos acordados con el cliente.